7 consejos para la prueba oral del DELE B2

El examen B2 del DELE es de los más populares y la parte más temida es el examen oral. ¿Y si no recuerdas las palabras?¿Y si te pones muy nervioso?¿Y si se te seca la boca?

Bueno, espero que con este post puedas tranquilizarte un poco. Vamos a revisar el examen y te voy a dar unos pequeños consejos para que superes esta prueba.

¿Cómo es la prueba oral?

La prueba oral consiste en:

1- Hablar sobre un tema que has preparado previamente. Puedes elegir entre dos temas y prepararlo durante 20 minutos (4-5 min).

2- Describir una fotografía que has preparado previamente. La fotografía representa un tema del que deberás conversar con el entrevistador, hablar de tus experiencias y opiniones (3-4  min).

3- Conversar con el entrevistador de manera informal sobre una pequeña noticia o encuesta que te darán en el momento (2-3 min)

¿Cuánto tiempo dura?

Tiene 20 minutos para preparar el tema, puedes tomar notas y no puedes usar el diccionario. Cuando terminas de preparar el tema, entras a la sala para hablar con el entrevistador otros 20 minutos aproximadamente.

Aquí van mis 7 consejos para la prueba oral del DELE B2

1. Acuérdate que tienes que preparar durante 20 minutos, así que ve al centro de examen con tiempo.

2.  En la prepración puedes tomar notas, pero después cuando hables no puedes leerlas. Sí puedes mirarlas rápidamente pero no puedes leer. Así que cuando estés preparando el examen te recomiendo que no escribas un texto.

Es mejor que sigas este esquema:

prueba oral dele b2

3. Cuando entras para hablar con el entrevistador para hacer a prueba, al principio hay una pequeña charla informal de presentación. No es el examen todavía, pero está bien si preparas algunas respuestas a preguntas básicas: ¿A qué te dedicas?¿Por qué estudias español?¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

4.  Toda la gente está nerviosa, así que no te preocupes. Puedes beber agua durante la prueba si lo necesitas.

5.  Si te quivocas en algo y sabes que te has equivocado, autocorrígete en el momento. Puedes decir algo así:

“En la imagen puedo ver un mesa….perdón, quería decir una mesa. Lo siento, es que estoy muy nervioso…”

Si no sabes una palabra, no digas que no la sabes. Es mejor decir que no la recuerdas. Puedes decir algo así:

“Hay un…un…un… ¡ay!, no recuerdo la palabra, la tengo en la punta de la lengua… bueno, es una cosa que sirve para…”

6. En el ejemplo anterior no sabes la palabra, pero lo importante es que has dicho una expresión y que has usado otra forma para definir la palabra. Esto es muy importante para pasar el examen. El tribunal sabe que no hablas perfecto, pero quiere ver si eres capaz de explicarte, si tienes recursos para defenderte en ciertas situaciones. Así que si no sabes una palabra, defínela de otra manera ¡no te bloquees!

7.  Si te preguntan algo que no te gusta ni te interesa no digas un simple “no”, intenta que tu frase siempre sea más interesante. Puedes mentir si quieres, no importa.

“- ¿Te gustan los deportes?

 – La verdad es que no mucho, pero cuando era pequeño me gustaba mucho ver el tenis en la televisión”

Última recomendación

Respira, sonríe, y despídete del tribunal con cortesía. Cuando termine todo, vete al bar más cercano, tómate una cerveza y relájate.

¿Has pasado por esta prueba? Si quieres dejarnos tus comentarios seguro que podrán ayudar a otras personas.

Recommended Posts

Leave a Comment