10 consejos para el examen oral del DELE

A veces estamos tan nerviosos cuando hacemos un examen oral que nos olvidamos de muchos detalles. Hoy te doy 10 consejos para el examen oral del DELE.

Los examinadores son personas normales

Sí, son personas de carne y hueso como tú y como yo. En el examen oral vas a hablar solo con un examinador. Pobrecito, probablemente lleva cuatro horas examinando a gente ¿no te da pena? No tengas mieso y trátale normal.

Practica el prepararte esquemas

La mayoría de los exámenes orales necesitan la preparación de un tema. Así que en casa empieza a practicar y haz esquemas, toma notas de algún tema. Intenta organizar tus ideas en tres ideas principales y una pequeña conclusión.

Que sean notas visibles, en letra grande, así podrás echar un vistazo con más facilidad.

Lo más improtante es que no escribas un texto, porque no lo vas a poder leer y si te pierdes es más difícil seguir el hilo.

Ten preparado tu DNI o pasaporte

Antes de empezar el tribunal te pedirá tu identificación, si la tienes preparada, mejor que mejor.

Lleva agua

Tienes que hablar. Como estarás nervioso no está mal que lleves una botella de agua para que estés siempre bien hidratado.

No leas las notas

En algunos exámenes del DELE sabes que tienes que preparar un tema antes y puedes tomar notas libremente. Te recomiendo que tomes notas, esquemas, ideas… No escribas un texto porque no lo puedes leer. Cuando estés en el examen puedes echar un vistazo rápido pero no puedes leerlo. A veces estáis tan nerviosos que empezáis a leer, noooooo eso no se haceeee.

consejos examen oral dele

Prepárate alguna frase guay

Siempre puedes lucirte preparándote una frase que puedes usar. Por ejemplo:

No sabes una palabra: ” Uy, no recuerdo la palabra, la tengo en la punta de la lengua, hmmm…”

Te has equivocado y quieres rectificar: ” El chico está en la sofá….uy, perdón, me he equivocado, quería decir en el sofá”

Al despedirte: Adios, muchas gracias, ¡que os sea leve!

Seguro que captas la idea, intenta pensar en alguna frase que deslumbre.

Inventate tu vida, pero no dejes de hablar

Al tribunal no le interesa si lo que dices es verdad o mentira, así que nunca respondas un simple “no”, por ejemplo:

-¿Te gustan los deportes?

-No

Esta respuesta es verdad, pero no ayuda al tribunal a valorar tu nivel de español, así que si es necesario, miente un poquito.

-¿Te gustan los deportes?

-Un poco, no practico ninguno pero me gusta ver en la televisión el tenis y la gimnasia rítmica.

Es mentira, pero estás demostrando un poco de vocabulario.

Recuerda: No es necesario hablar rapido

No necesitas hablar rápido. A veces se confunde hablar fluido con hablar rápido. Si hablas muy rápido vas a cometer más errores y vas a estresar al tribunal.

Fluido sí, rápido no

Si no sabes una palabra ¡sigue hablando!

Este es el consejo más importante. Si estás hablando y no sabes una palabra ¡no pares! Intenta explicar al tribunal la palabra de otra manera.

-En la imagen podemos ver a una chica que está abriendo un….un…..un…..(quieres decir grifo pero no sabes la palabra) un…. bueno, no me acuerdo de la palabra ahora, es que estoy muy nervioso….la chica está abriendo esa cosa de metal por donde sale el agua.

Esto sería una buena respuesta, al tribunal no le importa la palabra, seguro que le importa más ver tu capacidad para buscar otra forma de decirla, quiere ver qué recursos tienes para lograr comunicarte.

El tribunal no quiere suspenderte

Es así, no tenemos ganas de suspender a nadie. Ni tampoco queremos que lo pases mal, no te vamos a decir las palabras que necesitas pero tampoco nos quedaremos en silencio viendo como sufres.

Y lo más importante…

¡RELÁJATE!

Recommended Posts

Leave a Comment